Aprobaron en la Legislatura bonaerense las reformas propuestas por el Gobierno provincial

Se trata de la reforma al régimen especial de jubilación del BAPRO y la Derogación de las Jubilaciones de privilegio de la política

0
166

La Legislatura bonaerense sancionó hoy la ley que modifica el régimen previsional vigente para los empleados del Banco Provincia y eleva la edad en forma escalonada desde los 57 a los 65 años, en el marco de un fuerte operativo de seguridad desplegado en torno al Palacio Legislativo ante la marcha de protesta de gremios estatales y bancarios.

En la movilización que realizó la Asociación Bancaria en las puertas de la Legislatura bonaerense, el secretario general, Sergio Palazzo, confirmó que el paro en el Banco Provincia continuará también mañana, y que el jueves se realizarán asambleas en todos los bancos en las últimas dos horas de trabajo para definir las medidas a adoptar.

La norma, que fue aprobada primero en Diputados y luego sancionada por el Senado, establece que “tendrá derecho a la jubilación ordinaria el afiliado que compute treinta y cinco (35) años de servicios como mínimo y que hubiera cumplido sesenta y cinco (65) años de edad”.

La aplicación de la nueva edad para jubilarse se realizará gradualmente con la siguiente escala: 61 años, en 2020 y 2021; 62 años en 2022 y 2023; 63 años en 2024 y 2025; 64 años 2026 y 2027, y 65 años desde 2028.

Con estas modificaciones que fueron elaboradas por el Poder Ejecutivo, la gobernadora María Eugenia Vidal pretende reducir el déficit que tiene la Caja de Jubilaciones del Banco Provincia, previsto para el año próximo en unos 6.000 millones de pesos.

Además, modifica la tasa de sustitución, es decir el porcentaje del sueldo activo que percibe un jubilado al bajarlo del 82 al 70 por ciento, con lo que lo “iguala con el resto de los empleados bancarios”, según explicó en el recinto el diputado de Cambiemos Marcelo Daletto.

Establece también que para el haber inicial se tomará el promedio de los últimos diez años y no el mejor cargo ocupado en la entidad bancaria y que la movilidad jubilatoria no será por variación salarial sino por el índice votado hoy por el Congreso de la Nación para los jubilados del Anses.

Cambiemos mantiene un bloque de 44 legisladores, pero el quórum se configura con 47, por lo que un acuerdo con el bloque PJ Unidad y Renovación que integran los diputados referenciados con algunos intendentes posibilitó que al momento de la votación haya 48 diputados en el recinto.

Ese bloque mantuvo en sus bancas a los diputados Marisol Merkel, Federico Otermín y Fabiana Bertino, a los que se sumó Alejandra Martínez (Convicción Peronista) y, pese a que votaron en contra, posibilitaron a Cambiemos aprobar la iniciativa por 44 votos a 4.

En tanto, la Cámara de Senadores bonaerense convirtió hoy en ley el proyecto del Ejecutivo provincial que elimina las llamadas jubilaciones de privilegio para gobernadores, vicegobernadores y legisladores.

La iniciativa, que ya había obtenido la aprobación de la Cámara de Diputados bonaerense horas antes, se convirtió en ley en la cámara alta, en el marco de una jornada donde se debió “blindar” con un doble vallado y la presencia de 800 efectivos el exterior del edificio legislativo, para evitar incidentes como los ocurridos la semana pasada.

El proyecto integraba el paquete de leyes enviado días atrás por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, con el fin de recortar el gasto político y eliminar privilegios y que incluyó, entre otras, la ya sancionada ley de Ministerios que eliminó 221 cargos políticos y la extensión de la obligatoriedad de presentar las declaraciones juradas para los legisladores bonaerenses.

La iniciativa modifica el artículo 2 del Decreto-Ley N° 9.650/80 de Régimen Previsional de la provincia de Buenos Aires y deroga los regímenes previsionales creados para los cargos de gobernador y vicegobernador, y de legisladores de ambas cámaras, respectivamente.

En sus fundamentos, el Ejecutivo expresó que “se trata de regímenes especiales denominados por la prensa como de privilegio, que habilitan a estos funcionarios a obtener prestaciones previsionales con requisitos distintos a los del régimen general, y con determinaciones de haberes y movilidades o actualizaciones superiores a la de los demás beneficiarios del régimen provisional general”.

“La Constitución provincial consagra en su artículo 11 la igualdad de todos los habitantes de la provincia, y lo propio hace el texto de la Carta Magna respecto de todos los ciudadanos argentinos en su artículo 16. Por ello, es lógico y plausible comenzar a eliminar todos aquellos beneficios sectoriales que, a la luz de la situación del resto de la ciudadanía, pudieran visualizarse como situaciones privilegiadas o ventajosas”, precisó el proyecto.

Se aclaró que “no significa que exista una variación en el monto de las prestaciones que se vienen abonando a los beneficiarios de las prestaciones previsionales vigentes, las que tendrán la movilidad que se otorgue a los beneficiarios del régimen general.”.

“En consecuencia, el desempeño de los cargos previstos en las leyes que por la presente se promueve su derogación, quedará incluido, a partir de la vigencia de la presente ley, dentro del ámbito de aplicación personal del régimen general del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires”, precisó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here