Golpe de Calor (Escribe el Dr. Reymundo González)

0
21

El “Golpe de Calor” es la exposición prolongada a un calor húmedo que se manifiesta en el organismo -sobre todo- de sujetos “mal adaptados”. 

Y cuando hablamos de “mal adaptados” lo hacemos refiriéndonos, los médicos, a los ancianos, diabéticos, cardiápatas, que tienen déficit de irrigación cerebral, asmáticos, y otros donde el centro de la termorregulación de la temperatura, en el cerebro, no se adapta bien. Y en consecuencia, en ellos se producen mecanismos para que se pierda el calor. Por eso sobrevienen las transpiraciones profusas y aparece la Hipertermia, la Taquicardia, la piel se pone roja y caliente desarrollándose la Cefalía.

En algunos casos se manifiesta ese “Golpe de Calor” en la conocida Astenia, ésta se manifiesta a través del cansancio, el desgano, entre otros síntomas. En casos más severos se representa por medio de las Convulsiones y una situación psico-motriz, y hasta un Síncope.

El golpe de calor provoca, también, Edemas, es decir la acumulación de éstas en los miembros inferiores, porque al existir una vasodilatación no circula bien la sangre, y esos líquidos pasan directamente a los tobillos y a las piernas. La prueba más común, que podemos hacer en casa es la de colocar un dedo pulgar y comprobar como éste se queda marcado.

Lo esperable con las altas temperaturas que estamos sufriendo es que aparezcan “Golpes de Calor” en nuestra población y que ponen en riesgo la vida de un sector importante.

Los cuidados que debemos tener:
-Usar ropa amplia y fresca, en lo posible de algodón.
-Proceder a la hidratación del cuerpo.
-Tener habitaciones bien ventiladas y estar en lugares frescos. Con respecto a la problemática de los ancianos, me gustaría hacerles una aclaración. El cerebro posee unos centros termo-reguladores, y en los ancianos éstos no regulan bien la temperatura. Por eso no es esperable que esas personas tengan la misma necesidad de ingerir agua que un ser humano joven o un adulto joven.

Con los niños, también, deben tener un especial cuidado y ante cualquier duda concurrir a su médico pediatra de cabecera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here