En medio del Paro nacional, Macri volvió a pasar un momento incómodo en Tandil

0
76

Fue cuando visitaba el busto dedicado a su tío en el Hospital de Niños. El primer mandatario ya había sido escrachado el año pasado en la misma ciudad. Después grabó un video en contra del Paro cuando arribaba a la Casa Rosada.

Cada vez que Macri pisa su tierra natal, la gente le hace pasar un mal momento. El año pasado, durante uno de sus descansos recurrentes, el mandatario fue escrachado a las afueras de una Iglesia.

Allí, un grupo de vecinos disconformes con las políticas de Cambiemos le gritó e insultó. Esta mañana, volvió a pasar lo mismo.

Al recorrer el busto en homenaje a su tío, Jorge Blanco Villegas -uno de los donantes del edificio donde hoy funciona el Hospital de Niños-, el presidente aceleró el paso cuando comenzó a escuchar algunos cantos relacionadas al Paro general que comenzó hoy.

De inmediato un grupo de guardaespaldas rodeó al primer mandatario y evitó que algunas personas, así como la prensa, se acercaran al presidente.

Junto a él se encontraba el intendente de Tandil, Miguel Lunghi (Cambiemos) quien debido a la incomodidad de ese momento, no pudo posar para una foto por la cantidad de personas que protegían al presidente.

Antes, Macri había concedido una entrevista para el canal local junto a la Gobernadora María Eugenia Vidal. “Los paros no contribuyen a nada, no suman”, fueron una de las frases que expresó en medio de un clima de mayor conflictividad social, acelerada por la crisis que vive el país.

Horas más tardes arribó para Casa Rosada, en la cual envió un video con un mensaje en contra de Paro encabezado por la CGT: “Acá se trabaja”, dijo sonriendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here