En Quilmes las peras maduran y están a punto de caer de la rama

0
165

Por: Roberto Carrigall

El quiebre entre el Presidente Alberto Fernández y la Vicepredidente Cristina Kirchner tendrá sus repercusiones en el gobierno quilmeño de la intendente Mendoza.
Las diferencias entre Alberto y Cristina son por demás notorias. Propios y extraños coinciden que las diferencias internas y la falta de diálogo entre ambos, podría terminar en una debacle institucional. En tal sentido no son pocos los dirigentes políticos que se animan a pronosticar un final no feliz en muy poco tiempo.

CIMBRONAZOS EN QUILMES

Las diferencias entre dirigentes de»movimientos sociales» y «camporistas» parecen correr la misma suerte. Los primeros comprometidos con el presidente y los segundos con la vicepresidente.

Esto puede repercutir a nivel provincial y distrital, y en Quilmes se hacen cada vez más notorias esas diferencias. Tan es así, que quienes representan a los movimientos sociales a nivel local sufren la «invisibilidad» a diario de parte del gobierno comunal, por el protagonismo que cobran quienes son conducidos por la jefa de «La Campora» en el distrito, que no es otra que la propia intendente Mayra Mendoza.

Segun rumores de pasillo dentro del HCD, esta situación podría traer aparejado el rompimiento del bloque de concejales oficialistas, ya que algunos ediles están muy comprometidos con la causa de los Movimientos Sociales como el Movimiento Evita, UTEP, y Barrios de Pie, que lejos están de abandonar esa causa ante el avance camporista, avalado y sostenido por la intendente.

¿CORRE PELIGRO LA MAYORIA OFICIALISTA?

En las últimas elecciones en Quilmes, el Frente de Todos logró imponerse sobre la oposición por muy poca diferencia de votos, cuestión que le valió ingresar, apenas dos concejales más, y así obtener la mayoría dentro del recinto.
La pregunta que muchos se hacen por estos días de convulsión interna dentro del Frente de Todos, es: ¿Mayra podrá seguir sosteniendo esa mayoría escasa que hasta ahora le asegura los votos necesarios dentro del recinto para gobernar de manera tranquila el último tramo de su gobierno municipal?
La respuesta es tan dudosa, como el futuro del Gobiermo Nacional de llegar a buen puerto en las presidenciales 2023.
Mayra es un soldado incondicional de CFK, y no abandonará su posición, pase lo que pase y cueste lo que cueste, aún dejando que el bloque de concejales oficialista quede en minoria.
La intendente está jugada y sin fichas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here