Organizaciones gremiales denuncian vulneración de derechos laborales en el Hospital Fiorito de Avellaneda

0
49
CICOP y ATE advirtieron que una enfermera que se desempeña en el Hospital Fiorito de Avellaneda, sufrió 5 días de suspensión con pérdida salarial producto de una medida arbitraria por parte de la Dirección de dicha institución sanitaria. La trabajadora se negó a cambiar de servicio debido a una afección de columna. Sin embargo, las autoridades ignoraron su descargo, que cuenta con documentación respaldatoria. Los gremios sostuvieron que “repudiamos estas sanciones que golpean el bolsillo de trabajadores y trabajadoras que han dado lo mejor de sí en el peor momento de la pandemia”. 
________________
Mediante un comunicado de prensa, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) del Hospital Fiorito de Avellaneda denunciaron la vulneración de los derechos laborales de una Licenciada en Enfermería, quien sufrió una suspensión de 5 días con pérdida de salario a raíz de una disposición desmedida y arbitraria por parte de la Dirección del mencionado establecimiento sanitario.Las organizaciones sindicales, explicaron que “La mencionada sanción se origina como respuesta a la negativa de la compañera a cambiar de servicio argumentando que dicho cambio de tareas la exponía a una vulneración de sus derechos laborales debido a una afección de columna que la impedía a desempeñarse en la nueva tarea asignada. Presentando en el mismo descargo la documentación respaldatoria que daba constancia de su dolencia”. A fin de dar cuenta de la injusticia de esta decisión, remarcaron que “corresponde destacar que la compañera en cuestión no presenta una sola nota en su contra, tiene un legajo impecable y cuenta con solidaridad y el apoyo escrito del equipo de guardia de nuestro Hospital”. Además, recordaron que “en los últimos 5 años ha recibido el premio a la asistencia perfecta y desde que comenzó la pandemia se ha desempeñado en el shock room de la guardia poniendo el cuerpo en el peor momento de la situación sanitaria en un área crítica. Cuando no había vacunas y los equipos de protección personal escaseaban allí estaba Beatriz”.“Es inadmisible que nada de lo expuesto ni el descargo presentado por la compañera, ni la documentación respaldatoria, ni los antecedentes y la reputación de la compañera en el hospital, ni la nota firmada por casi la totalidad de los compañeros y compañeras de guardia fue suficiente para persuadir a la Dirección de modificar una sanción a las claras injusta y arbitraria”, fustigaron.
Finalmente, concluyeron que “por lo expuesto en el presente comunicado, hacemos pública nuestra solidaridad con la compañera, así como también repudiamos que se utilicen estas medidas de disciplinarias que golpean el bolsillo de trabajadores y trabajadoras que han dado lo mejor de sí en el peor momento de la pandemia”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here